Padres de familia del Jardín de Niños «Guadalupe Victoria» advierten que podrían llevar a sus hijos a otro plantel

http://* Desde hace un mes resguardan las instalaciones contra seguidores de la CNTE De Maximiano Avila Nava APATZINGÁN MICH.- En tanto que la Secretaria de Educación en el Estado (SEE) da largas a la solución del conflicto magisterial ocasionado por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) al tratar de desalojar a la Directora y docentes del Jardín de Niños «Guadalupe Victoria» de esta ciudad, las madres de familia mantienen resguardadas las instalaciones para evitar que paralicen las actividades académicas y administrativas, máxime cuando estamos ya a finales del ciclo escolar, aunque advierten que de no resolver la autoridad competente el próximo ciclo escolar llevarán a sus hijos a otro plantel. Es importantante destacar que el conflicto se está prolongando puede lleva más de un mes, no obstante y pese al riesgo que implica enfrentar a los maestros de la CNTE, quienes se caracterizan por su actitud prepotente, autoritaria, agresiva y de descalificaciones hacia quienes rechazan sus actitudes al pretender imponer seguidores de su corriente ideológica al interior del magisterio argumentando que «traeen nuevo personal por orden de su líder sindical», aunque la acción pretende llevar al paralelismos sin un nombramiento de la instancia oficial. Cabe destacar que en el Jardín de Niños «Guadalupe Victoria» ha sido latente el riesgo de enfrentamiento entre los seguidores de la CNTE con los del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), padres de familia e incluso con comunicadores como un servidor a quien una mujer presunta madre de familia amenazó con destruir el equipo celular con el que tomábamos las gráficas y pretendíamos filmar video para tener evidencias. A estas alturas los padres de familia han llegado a externar que de continuar el conflicto magisterial, una vez concluido el ciclo escolar solicitarán la entrega de los documentos oficiales para inscribir el siguiente período a sus hijos en otro plantel donde no exista este tipo de diferencias que pone en riesgo la integridad física de las maestras, sus hijos y el de ellos al permanecer resguardando las instalaciones por lo que a manera de prevenir «zafarranchos» solicitaron las madres y padre de familia la presencia de la Policía Michoacán para proteger tal integridad física durante la permanencia de los chiquitines en clase. Cabe destacar que gracias al valor civil y a la entrega de las maestras y su directora las madres de familia decidieron resguardar el plantel para evitar que sus hijos perdieran el ciclo escolar, a sabiendas por los antecedentes de otros casos de lo tardado que resulta solucionar este tipo de conflictos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *