Genaro Guízar, candidato del “Frente por Apatzingán” va fuerte con el PAN que lo llevo preso a Nayarit

   http://Recordemos que fue de los involucrados en “el michoacanazo”

De Maximiano Avila Nava

APATZINGÁN, MICH. – Genaro Guízar Valencia cumplió su objetivo de llegar a ser candidato a alcalde de Apatzingán no sólo por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) al que hace tres años traiciono luego de que le fuera despojada la candidatura hace tres años, sino inclusive ahora “va en grande” con el Partido Acción Nacional (PAN). Instituto político al que acusó de haberle “metido zancadilla” y llevarlo preso a un penal de alta seguridad en Nayarit, cuando presuntamente fue acusado de nexos con delincuencia organizada, en el famoso “michoacanazo”.

    Hoy, Genaro Guízar Valencia no sólo es un individuo soberbio que abusa del trabajador, pues basta recordar que en el último ejercicio fiscal de su administración como presidente municipal de Apatzingán dejo sin cena de Año Nuevo a los empleados del ayuntamiento al no cubrirles su última quincena, aún cuando los empleados de la administración pública que presidió cumplieron con su jornada de trabajo. Sin duda que él quedarse o negarle el pago oportuno a la gente que, con el sudor de su frente, expuesto a las inclemencias del clima en el Valle de Apatzingán es una característica muy particular de Genaro Guízar Valencia. Lamentablemente eso resulta habitual en un eminente empresario con negocios en el vecino país del norte y la presunta producción agrícola que le genera grandes ganancias, como Genaro Guízar Valencia.

   Lo peor del caso es que el candidato del llamado “Frente por Apatzingán” a todo mundo trata mal, humilla y no sólo usa apodos o sobre nombres, sino hasta palabras anti sonantes. Tal como lo hace en el texto que hace algunos meses redacto a quien esto escribe y donde descalifica al ahora candidato a senador del PRD-PAN-MC Antonio García Conejo, lo cuál es tan sólo una pequeña muestra de que Genaro Guízar Valencia es capaz de hacer y decir a espaldas de las demás personas, lo cual queda a consideración de usted apreciable lector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *