http://Exigen a los maestros se pongan a trabajar y cumplan con el calendario escolar

 

De Maximiano Avila Nava

 

TEPALCATEPEC, MICH.- Desde hace algunos días, los padres de familia que tienen a sus hijos en escuelas públicas de los diversos niveles educativos optaron por “cerrar” el 99% de estos centros escolares debido a que los docentes con el argumento de “estar en contra de la reforma educativa” no acuden a dar clases a sus centros de trabajo y abandonan las aulas. Cabe destacar que los padres de familia se vienen organizando desde el inicio del presente año 2018, debido a que les resulta sumamente molesto el que sus hijos acudan a clases en forma regular mientras que es tiempo perdido debido a que “quienes dicen llamarse maestros”, simple y sencillamente no trabajan. En cambio, denunciaron nuestras fuentes informativas, “los maestros ponen a sus alumnos a actividades diversas a las académicas”, quienes aunque están plenamente identificados, pidieron la omisión de sus nombres, y en la www.aldiatusnoticias.com les damos la oportunidad y cumplimos con su petición.    Otro de los aspectos que revelaron los padres de familia es que “nuestro municipio tiene en un noventa por ciento puros maestros a los que califican como chatarra debido a que son removidos de centros de trabajo de otros lugares circunvecinos por haber cometido presuntas faltas administrativas, morales con sus ex alumnos o ex alumnas o hasta acciones fraudulentas”, dijeron los padres de familia.    Al mismo tiempo precisaron “nuestra exigencia es que se pongan a trabajar y cumplan con los establecidos en el calendario escolar oficial aunado a que empleen los libros de texto gratuito que han ocultado argumentando que no han llegado y los tienen en una bodega porque según ellos atentan contra la educación porque contemplan el plan de estudio oficial ya con la reforma educativa”. Finalmente hicieron un llamado a las autoridades educativas para que investiguen respecto a este caso y den solución definitiva porque los padres exigen el libre derecho a la educación constitucional que tienen sus hijos.