http://Rompieron el candado de acceso porque el administrador negó tener la llave Demás dependencias “paralizadas” ante la falta de interés para dialogar de la autoridad

De Maximiano Avila Nava

APATZINGÁN, MICH. – Tras acceder al dialogo con los dirigentes del Sindicato de Detallistas y la Unión Mutualista de Detallistas de la Carne “Constitución de 1814”, apoyados con una “barra” -herramienta de uso para labores rudas del campo- el Sindicato Único de Empleados al Servicio del Municipio de Apatzingán (Suesma) “normalizo” sus actividades en dicha área, toda vez que se afectaría fuertemente la economía de miles de familias.

De hecho, a nuestro arribó al Rastro Municipal nos percatamos que el portón de acceso principal se encontraba cerrado con un candado y tanto el encargado de la administración como el propio velador negaban tener la llave para abrir. Por ello y ante la presencia de dos Notarios Públicos -uno convocado por la parte patronal y otro a la laboral junto con los detallistas de la carne- se procedió a romper candado que al ser colocado por la parte patronal en el Rastro Municipal y que impedía que ingresaran a laborar luego de que integrantes del Suesma se pronunciaran en paro de brazos caídos. Desde las siete horas, en forma pacífica los sindicalizados SUESMA se posecionaron del acceso al Rastro Municipal y ante el riesgo de que los detallistas de la carne perdieran hasta 2 millones de pesos el SUESMA reanudó las labores en el Rastro a petición y en atención a los industriales de la carne.

Agotamos hasta el último momento el dialogo, pero la presidenta Giselle Liera al parecer se encuentra fuera de la ciudad y quienes prácticamente están de responsables del ayuntamiento en este momento son el Tesorero Municipal César Cuitláhuac Lozano junto con el Director de Administración Rubén Garibay, según María Agustina Román Bello. Entre comillas agrego, “existe un sindicato menor no cumple con los requisitos de ley que es tener mínimo 20 miembros porque se mantuvo con 16 o 17 y la parte patronal los fortaleció al asignarles 146 bases incluyendo personas que están desempeñando funciones de confianza”. En el mes de julio salieron en nómina como basificados, lo cual es una irregularidad, sin llevar el procedimiento que marca la Ley Federal del Trabajo y que contempla de 30 a 45 días mínimo lo cual, hasta el momento no ha ocurrido dado que en el tribunal sólo es reconocido el SUESMA. Al lugar arribó el Director de Administración, Rubén Garibay quien dijo “desconocer lo que esta sucediendo y mucho menos, tener autoridad o atribución alguna para dar indicaciones de que abriera la puerta quien esta de encargado de la Administración del Rastro”. Los tablajeros aseguraron “nosotros sabemos que el Rastro es rentable porque ya lo hemos administrado, pero desconocemos el uso o destino final de los recursos que obtenga la administración pública municipal y de ante es rentable más no, hacemos responsables a la autoridad municipal de las perdidas que se puedan generar y que oscila en los dos millones de pesos aproximadamente, nosotros hasta el momento no le debemos un solo peso por el degüello o sacrificio de animales Cabe destacar que el ambiente en el Rastro Municipal se torno “tenso” debido a que los trabajadores tienen necesidad de emplearse y la parte patronal les exigía retirarse a sus casas antes del mediodía, pero regresar a la una treinta de la tarde para “checar” sus salidas, de tal manera que algunos por decisión propia optaron por laborar y otros acudieron al deposito más cercano de cerveza para “desestresarse” pero para este sábado se espera un nuevo descontrol.